fbpx

¿Qué componentes son fundamentales para una experiencia enoturística?

¿Qué componentes son fundamentales para una experiencia enoturística?
11 Abr

¿Qué componentes son fundamentales para una experiencia enoturística?

Según Goytia (2007, p.455), el turista desea ser algo más que un consumidor; desea ser el protagonista de su experiencia vacacional, una experiencia que se caracteriza por un individuo dueño y protagonista de momentos vividos satisfactoria, libremente y en primera persona. Cuenca (2007, p.316) habla del “turista experiencial”, que es quien vive la experiencia de ver, conocer y aprender lo que visita. Lo que paga no tiene relación directa con el producto que consume, sino con el valor que le da, con la oportunidad de participar activamente de experiencias memorables. (Garai y Saratzaga, 2012).

Las nuevas tendencias en el turismo sugieren que viajar ha llegado a ser un medio para el desarrollo personal, el refuerzo de la identidad y la autoexpresión. Al turista no le basta con simplemente “estar allí”, sino que desea participar, aprender y experimentar el “allí” que visita. (Garai y Saratzaga, 2012).

Componentes fundamentales para una experiencia enoturística

Lola Cortina

El modelo TOURQUAL creado por Mondo, (2014) tiene como objetico evaluar la calidad de los servicios turísticos.

Categoría de Experiencia: La experiencia del turista debe ser tenida en cuenta al medir la calidad de servicios en los atractivos turísticos. El turista es parte integrante del proceso, vive emociones y experiencia en sus viajes.

      • Aprendizaje: El indicador de aprendizaje se refiere a cuánto aprendió el turista en determinado atractivo. Muchos turistas no buscan el aprendizaje en sus viajes, sin embargo, acaban aprendiendo en una explicación de un guía o en la lectura de alguna placa indicativa. Promover el aprendizaje del turista es una forma de ofrecer un servicio con calidad. El aprendizaje ocurre cuando hay participación activa, pues el involucrado necesita absorber lo que se enseña, en combinación con el distanciamiento del ambiente, ocurre el aprendizaje. El responsable de la actividad debe saber exactamente lo que desea enseñar al participante.

Las nuevas tendencias en el turismo sugieren que viajar ha llegado a ser un medio para el desarrollo personal, el refuerzo de la identidad y la autoexpresión. Al turista no le basta con simplemente “estar allí”, sino que desea participar, aprender y experimentar el “allí” que visita

 

      • Entretenimiento: El entretenimiento se refiere a la reacción de los individuos en relación a los elementos que se les ofrece utilizando los cinco sentidos, proporcionando satisfacción, risa o relajación. Desarrollar esa dimensión significa potenciar la absorción positiva de la experiencia proporcionada para hacerla más atractiva para el cliente.
      • Evasión: Implica la participación activa en la inmersión al ambiente. En esta dimensión, quien propone la actividad tiene la responsabilidad de mantener al consumidor inmerso en ella, manteniendo su atención. En el modelo aquí propuesto, la evasión se refiere a las actividades que no son rutinarias, experiencias nuevas y que de alguna forma fueron interiorizadas por el turista.
      • Estética: La estética se refiere a la belleza de los atractivos turísticos. La imagen para el visitante es la del momento. Él está allí de paso, es la fotografía del local, es estético y en el caso de la contemplación o estética hay una inmersión más contemplativa o pasiva, o sea, el individuo aprecia el espacio de una manera más visual. Así, la estética es lo que hace que los visitantes quieran entrar y quedarse en el lugar, lo capturan como acogedor, interesante o confortable. (Mondo, 2014).

Experiencias enoturisticas

En la investigación realizada en 2022 ( Cortina 2022) sobre el e-wom de los enoturistas que visitan las bodegas españolas, comparativa del 2017 respecto al 2022. El estudio concluyó que la dimensión Experiencia del modelo TOURQUAL (Mondo, 2014) compuesto por los indicadores de aprendizaje, entretenimiento, evasión y estética, son muy valorados tanto en el 2017 como en el 2022. Destacamos que el indicador evasión es el que predomina en el 2022, encontramos un elemento hedónico que se entiende perfectamente en esta sociedad después de la pandemia, el deseo de disfrutar y el de vivir momentos de placer.

La importancia del lado hedónico del aspecto vivencial del turismo del vino se destaca en el hecho de que las motivaciones basadas en la hedonicidad son fuertes impulsores de la visita (Bruwer y Alant, 2009). Los resultados también sugieren que las motivaciones hedónicas asociadas al ambiente, la comida y el aprendizaje sobre el vino en la bodega son motivos de visita más significativos para algunos turistas. Recordemos que los turistas enológicos quieren vivir experiencias, que les permitan evadirse, relajarse, aprender, de formar interactiva y que resulten entretenidas, en un entorno adecuado.

¿Quieres aprender más?

 

   
Visto 2841 veces Modificado por última vez en Miércoles, 12 Abril 2023 13:51
Inicia sesión para enviar comentarios

Suscríbete a nuestra Newsletter

Introduce tu e-mail y pulsa Enter para suscribirte
Apúntate y recibe mensualmente tips, noticias, eventos, recomendaciones...
  • Campus Internacional del Vino / Excellence-Innova
    Calle Campo de Gomara, 4 Bajo.
    47008, Valladolid. España.
  • Teléfono: +34 983 390 716